10 Recomendaciones Para Planear Tu Viaje a La Ruta del Vino

Bienvenida a la Ruta del Vino de Baja California, en Valle de Guadalupe

Cosas que tienes que considerar en tu viaje a la Ruta del Vino.

Desde 2006 hemos realizado tours a la Ruta del Vino y nos ha pasado de todo!

Además nuestros pasajeros nos platican muchas anécdotas que les pasan al llegar a Baja California.

Si quieres saber como planear un viaje a la Ruta del Vino de Baja California, te la pasarás mejor siguiendo al menos una de las siguientes recomendaciones.

Sala de Degustación de Barón Balché en 2006, Valle de Guadalupe
Sala de Degustación de Barón Balché en 2006, Valle de Guadalupe

1.- Hay muchísimas cosas que hacer, quédate más días!

Destina más días para tu viaje, hay mucho por hacer en este lado de México. Tenemos amigos que han venido por una semana y al siguiente año regresan por 10 días y cada día visitan algo diferente, sólo repitiendo lo que les ha fascinado (como los hot cakes de elote de Doña Esthela). Pero hay tanto que hacer por acá que siempre te quedarás con ganas de más, así que si apenas estas planeando el viaje, trata de agarrar más días para disfrutar más. ¿Qué más puedes hacer? Bueno, aparte de lo obvio, que es visitar casas vinícolas y degustar vinos, puedes admirar la vista desde miradores como Salsipuedes, Cuatro Cuatros, La Bufadora, o Las Nubes. Si te gusta tomar fotos, vente preparado, los paisajes, atardeceres, gastronomía y cultura son únicos. También puedes visitar zoológicos, descansar en spas de vino, visitar balnearios familiares, ver pinturas rupestres, visitar museos, hacer tu propio vino, aprender a surfear, deslizarte en una tirolesa, recorrer en moto los viñedos o dunas de arena, pasear a caballo, volar en globo, tirarte en paracaídas, en parapente, dormir en una burbuja mirando las estrellas, y muchas cosas más.

2.- Todo el mundo te va a hacer recomendaciones

Desde que avisas que viajas a Baja California, tus amigos te van a decir lo que está buenísimo, como que las tostadas que están en la esquina de la calle primera, o que cenar en Deckman’s, o que no te pierdas Monte Xanic, etcétera. Siempre son buenas las recomendaciones.

Entonces creas tu lista de lugares a visitar, pero oh, llegas y empiezas a hacer tus recorridos y descubres que hay muchas cosas más. Y cuando estás degustando tus vinos el antiftrión te pregunta si ya fuiste a la vinícola tal, y que no te la puedes perder, y el turista de a un lado que viene por primera vez, te dice que no dejes de desayunar en tal lugar, y así.  Bueno, todo el mundo te va a hacer recomendaciones, y es normal, porque todo está delicioso, todo es interesante y todo deja encantado al visitante. Nuestra recomendación es que te dejes guiar por los expertos. De quien conozca más la zona y de quien haya probado más de todo. No es por nada, pero los guías conocen qué es lo mejor, además de que los turistas nos comentan sus impresiones.

3.- Toda la comida está buenísima

No te preocupes de que no vas a alcanzar a probar de todo. Toda la comida es única y deliciosa. Necesitarías al menos 2 semanas para probar todo lo que es relevante en Baja California, eso sin mencionar todo lo que ofrece la Ruta del Vino. Trata de probar todo lo que puedas pero no te preocupes si te pierdes los taquitos de esto o las tostadas del otro, porque todo está igual de delicioso. Ah pero no te puedes perder la langosta, las tostadas de la Guerrerense, las almejas del Güero, el borreguito tatemado o los sandwiches chidos de Iker. Y todavía te faltarían los tacos de asada de Tijuana, su ensalada César, los clamatos y la margarita y la cerveza artesanal y… Mejor quédate otra semana y pruebas de todo!

Transporte en Vans Toyota Hiace 2014, 13 pasajeros, en Ensenada, Baja California
Transporte en Vans Toyota Hiace 2014, 13 pasajeros, en Ensenada, Baja California

4.- Mejor chofer-guía que sólo chofer

Un chofer de Uber solo te va a llevar. En cambio el guía te ayudará a hacer reservaciones, a seleccionar lugares, te hará recomendaciones, incluso te presentará a enólogos, sommeliers, chefs, artistas, agrónomos y propietarios de vinícolas. Los guías son lo que están mejor informados y enriquecen tu viaje muchísimo, pues tienen todos los contactos y conocen a toda la gente. La verdad es que el servicio Uber es muy útil, muy barato, hasta nosotros lo usamos! Pero cuando se trata de un viaje especial, qué mejor que darte el lujo de tener el apoyo de un guía, un «concierge», que resolverá cualquier cosa que necesites.

5.- Revisa qué servicios tiene tu hospedaje

En la Ruta del Vino hay hospedajes fabulosos que están en zonas de ranchos, un poco alejados.

Bueno, es parte de lo bonito, en estos tiempos, aislarse un poco. Pero te recomendamos que investigues eso con anticipación. Sobre todo si reservas una casa o cabaña!

A veces ocurre que reservas tu hospedaje y ni idea tenías que no hay transporte cercano, ni uber, ni una tienda, o unos tacos, nada. Y tampoco cuentan con restaurante o cocina, ni tienen servicio a la habitación.

Averigua dónde estarás, para que sepas si llevar tus alimentos, dónde desaunarás, o si necesitarás contratar transporte que te mueve dentro del Valle de Guadalupe.

6.- Relájate, deja tiempo entre cada visita

Entre el disfrute de cada vino, trozo de queso, pan con aceite de oliva, las anécdotas e historia de la vinícola y el paisaje, el tiempo pasa volando, y se disfrutan tanto esos momentos, que no te quieres ir.

Hay que tener en cuenta esto al momento de planear tu itinerario. Deja suficiente tiempo entre cada visita, sobre todo si hay algún tipo de recorrido y alimentos!  Así no llegas tarde a tus siguientes reservaciones.

Te aseguramos que habrá algún lugar que te encantará y querrás quedarte más.

7.- Has reservaciones

Estamos en la Nueva Normalidad, ¿recuerdas?

Hoy definitivamente sí tienes que hacer reservaciones. Toma en cuenta que restaurantes y vinícolas pueden estar operando con cupo reducido.

Los mejores restaurantes y vinícolas en la Ruta del Vino se llenan en fin de semana!

Definitivamente, haz reservaciones si vas en grupo, o si es fin de semana, o si es temporada alta.

En algunos establecimientos, a veces hay espera de 1 hora para encontrar una mesa o un recorrido. Lo ideal es reservar con anticipación, llegar puntual y disfrutar sin tener que esperar tanto.

Las temporadas altas, son todos los «Puentes» de México y Estados Unidos. Además los meses de julio a septiembre, en los que ocurren las «Fiestas de La Vendimia».

8.- No manejes!

Se llama la Ruta del Vino y qué mejor que tomar vino agusto, sin tener que manejar.

Muy frecuentemente vemos personas manejando alcoholizadas, haciendo maniobras peligrosas, a veces con resultados feos. Es un riesgo innecesario.

Disfruta tu viaje completo! Pon un conductor designado, o contrata un chofer, o uber, o taxi, o alguna agencia de tours, como sea, pero de verdad, te aseguramos que disfrutarás más sin manejar.

9.- Reserva tu hospedaje con bastante anticipación

Ha crecido mucho la Ruta del Vino en Ensenada, tanto que a veces ya no hay donde hospedarse. Sobre todo entre primavera y verano, en que se llevan a cabo muchas bodas, donde los invitados acaparan hoteles enteros.

También ocurre cuando hay eventos especiales que atraen muchos turistas, como la Baja 1000, Las Fiestas de La Vendimia, los puentes de México y Estados Unidos, etcétera.

El mejor hospedaje en Ensenada y Valle de Guadalupe es limitado y caro. Si quieres obtener el mejor hospedaje posible, tienes que reservar con anticipación y estar dispuesto a invertir para consentirte con una fabulosa experiencia.

Rancho La Campana, durante el Tour a la Cava de Quesos, Valle de Ojos Negros.
Rancho La Campana, durante el Tour a la Cava de Quesos, Valle de Ojos Negros.

10.- No te pierdas los otros valles

Todo el mundo habla del Valle de Guadalupe porque, sí, es maravilloso! Pero hay otros valles vinícolas también muy interesantes.

Ve también a Valle de Ojos Negros, donde hay excelentes casas vinícolas y una cava subterránea de quesos, con una deliciosa cocina. El pequeño pueblo tiene historia, fue un pueblo minero, y fue la Primer Capital del Territorio Norte de Baja California.

Ve a Valle de La Grulla, donde hay vinícolas que también son enormes granjas y pruebas excelentes vinos, quesos y aceitunas. Cerca hay aguas termales, campos cinegéticos, y se producen también excelentes quesos y aceites de oliva.

Y ve a Valle de Santo Tomás, donde puedes pasear en carreta entre viñedos, degustando vinos y conociendo la historia de la vinícola más antigua de Baja California. Cerca de ahí, puedes comer en la casa de Laura Zamora, una de las enólogas más reconocidas de México.

Y otros valles empiezan a mostrar desarrollo de enoturismo, muy pronto habrá muchas actividades también en Valle de San Vicente, Valle de Las Palmas, y Valle de Tanamá, por mencionar algunos.

Aquí estamos listos para ayudarte a planear u organizar tu viaje a la Ruta del Vino escríbenos.

Publicado por

Hector

Webmaster de BajaViajes.com

Publicaciones relacionadas:

Deja una respuesta